1 de enero

Estándar

En este primer día del año la cosa ha sido sencilla.

Por este orden, despertarse y subir las persianas, abrir las ventanas, mirar la calle y escuchar su silencio, ducha, desayuno, llamadas a amigos y familiares desde el teléfono fijo, concierto de año nuevo, comer en casa de mi madre, de nuevo en casa, siesta, buscar mi gorro verde perdido en algún cajón y encontrar uno azul, tomarme un chocolate con churros…

estrenar agenda y planificar la semana, ordenador, cena ligera o lo que viene a ser un par de tostadas con mermelada, ducha, una cosa que me hace mucha ilusión como es estrenar pijama junto con calcetines gordos, y empezar el libro “Derecho natural”, de Ignacio Martínez de Pisón. El próximo será “Nosaltres dos”, de Xavier Bosch. Acabo el día con las pastillas habituales para el esófago, la carótida, el corazón y para dormir. Un vaso de leche… y mañana será otro día.

Buenas noches, 2018.  Pórtate bien conmigo. Con todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s