DESEAR, VISUALIZAR, CONSEGUIR

Estándar

A menudo he escuchado que para conseguir un objetivo, tanto personal como profesional, lo primero que debes hacer es visualizarlo, acercártelo a la mente y presentir que las cosas no sólo pueden sino que además van a pasar. Pruebas un día (¿quizá un sábado?) sobre cómo sería tu vida con ese añadido.

Para empezar, la mitad de las veces chocas con factores externos que no dependen de tí y que impiden que ese objetivo se concrete. Es imposible hacer nada; la partida y la vida deben continuar y debes volver a la casilla de salida. 

Pero es igual de cierto que en el otro 50%, aquello de estar en el momento oportuno y en el lugar adecuado (¡la de veces que influye eso, Dios!) tienes una pizca de suerte e, insisto, si perseveras y visualizas, es posible que ese objetivo lo consigas. No es seguro, pero la ilusión no te la quita nadie.

No pongas tiempo. Y si al final es que sí ya puedes abrir la botella de vino.

¿Qué cómo estoy yo?

Estoy mirando en Google Maps dónde me queda la bodega más próxima. Para tomar una copa. O para emborracharme.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s