Las bravas de La Esquinica

Estándar

Mi niñez, mi adolescencia y si quieres tira bastantes más años (casi hasta los 30) los pasé en la calle Cadí, en el barrio del Turó de la Peira. Allí conocí el Bar La Esquinica, en la calle Montsant, todo un símbolo de dos maños emprendedores (que por cierto no es un invento de ahora) que se pusieron manos a la obra a preparar y a servir buenas bravicas, pescadicos, champiñoncicos y cervecicas.  

Dejando muchas horas, cerrando a la 1 de la madrugada y abriendo a las 8 de la mañana, sin anuncios en prensa, sin instagram pero con un gran boca a boca, estos maños consiguieron una clientela fija y de su nombre hicieron una marca y un gran reclamo. 

Por desgracia, la aluminosis nos expulsó a muchos de ese gran barrio, aunque en realidad siempre he pensado que era un pueblo, y antes de que todo se viniera abajo cogimos cuatro bártulos y marchamos rápido: servidor (con mi madre) a donde pudimos y los mañicos, a un local de Fabra i Puig. Se quedaron allí la fuente, el pilón, la cruz, el Amor de Dios, el colegio Madrid, las balsas y El que Faltaba.

Captura de pantalla 2018-08-07 a las 22.15.47Queda el recuerdo de aquel entrañable Turó en el que durante el verano, al atardecer, las personas se sentaban en las puertas de las casas “a tomar la fresca”. Años después, no sé por ejemplo hoy, hacer eso mismo en el Turó equivale a un deporte de riesgo. Y sinceramente da pena, porque el ambiente de barrio ya no existe, las tiendas se han convertido en viviendas y las broncas nocturnas son habituales. 

Yo creo que mis abuelos maternos, Encarna y Eugenio, desde el cielo, de pura sangre maña, de Zaragoza y Borja, seguro que cogidos de las manos, estarán alucinados de ver cómo ha cambiado el barrio. Pues yo también. 

Esta tarde de agosto he podido tomar unas bravicas con una cervecica en La Esquinica. ¡Ah! y no tienen cuenta de instagram:  “¿Pa qué, si las colas son de media hora y no hace falta, maño?”

He comprobado lo que dan de sí unas bravas, y lo poco que hace falta para disfrutar de una tarde feliz.

Anuncios

5 comentarios en “Las bravas de La Esquinica

  1. Rosa Maria

    Sergi, cuantos recuerdos!!!.
    Quién no pasó en nuestra juventud por LA ESQUINICA
    Felicidades por tu blog, lo sigo desde que empezaste.
    Espero contar con él mucho tiempo a medida que tu puedas.
    Un abrazo de una antigüa vecina de jardín en Palau Solita i Plegamans
    Rosa Maria

    Me gusta

  2. Debía ser una pasada tu barrio en esa época. Como tantos otros que han perdido totalmente su esencia. Lo que nos queda es la esencia de las bravas de La Esquinica, eso sí que no nos lo quita nadie.
    ¡Ah! Y, efectivamente, una tarde muy feliz. 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s